28 ago. 2008

152.

El domingo pasado volvía a mi casa en 152. Sentado a la altura de la puerta del medio en uno de los asientos individuales, fui reflexionando a medida que iba recibiendo diferentes estímulos y llegué a las siguientes conclusiones.

1.- Estaría buenísimo que cuando a una vieja le dijeran "Abuela", respondiera "Yo no tengo nietos". Creo que disfrutaría muchísimo presenciando esa escena.

2.- Me di cuenta de que mucha gente cree que un caramelo la puede salvar de una supuesta verguenza. Cuando alguien se atora porque una partícula de saliva se le fue por el tubito incorrecto, ponerse a comer caramelo sólo lo va a empeorar porque va a poner más espesa la saliva y, por lo tanto, más difícil de pasar. Lo que hay que hacer, y esta es una recomendación de alguien que se atora con demasiada frecuencia, es inspirar sólo por la nariz y espirar por la boca en forma de tos. Pero muchas personas se meten un caramelo (preferentemente de eucaliptus) para tratar de engañar a los que las rodean de que se trata de algún tipo de afección de la garganta, y no de una vergonzosa partícula de saliva que se fue por el camino equivocado.

3.- Estoy convencido de que si las flatulencias fueran de un color, digamos azul, se tratarían de la misma forma que un estornudo. En el mundo actual, soltar un gas en público está muy mal visto (menos en la infancia cuando puede usarse para presumir o generar un vínculo). Muchos dirán que es por el olor que traen, pero en realidad es porque se pueden disimular. Si uno tiene cuidado y cancha puede lograr soltar uno sin que nadie se entere. No puede ser el olor. Hay mucha gente que estornuda y deja en el aire un espantoso aroma que es igual o peor que el de una flatulencia. Pero un estornudo no se puede disimular, ni ocultar. Hay gente que estornuda realmente despacito, pero igual se nota. Ante la imposibilidad de ocultarlo, la humanidad ha decidido aceptar el estornudo. Tampoco es que esté bien visto hacerlo, nadie aplaudió cuando De La Rúa estornudó en una conferencia de prensa, pero tampoco se lo censura ni injuria. Si los pedos vinieran de color azul, nadie aplaudiría, pero tampoco se alarmaría. Hasta quizás se diría un "Salud". Aunque no estoy seguro de que los que ofrecen su pañuelo ante un estornudo mantuvieran su postura.

21 ago. 2008

Papelito.

Hoy se cumple una semana. Siempre que tengo que ir al centro (centro de Buenos Aires para los que son de otros lugares), me premio con un chocolate y alguna bebida para compensar el padecimiento que me produce. El viernes pasado, tras ocuparme de unos temas legales y de haberme comprado unos botines para césped sintético, me fui a Farmacity y me compré un chocolate Milky-Bar (es posible que esté mal escrito o aún que no se llame así) y un jugo Cepital multifrutal. Me terminé el chocolate antes de pasar el molinete y abrí el jugo mientras el subte entraba en la estación. Como siempre, a las 18hs, el subte explotaba. La puerta no coincidió con el lugar en el que yo estaba parado. Para cuando yo pude subir, sólo quedaban afuera una señora de corte campana y una chica de pelo desaliñado. Las dejé entrar y cuando me tocó a mí, tuve que empujar para que la puerta no me agarrara algo. Quedé parado al lado de la chica que apenas se podía agarrar del caño. En cada estación, la multitud que bajaba la empujaba y ella luchaba por no irse con la corriente humana. Tenía el pelo atado pero desprolijo; ojos oscuros, muy oscuros; una camisa escocesa verde, azul y blanca; una pulserita de goma azul y la boca rosa. Estaba para casarse. Mientras luchaba por no ser empujada fuera del subte, sonreía y yo deseaba que se soltara la mano para agarrársela o que me mirara para sonreírle cómplicemente. Ninguna ocurrió. En un momento, con el rabillo del ojo vi que me miraba. La miré y corrió la vista. Volví a mirar hacia otro lado, pero enfocándome en ella con la vista periférica, y vi que otra vez me miraba. Tenía que hacer algo, pero no podía hablarle. Simplemente no podía. Nunca puedo. Al lado nuestro había un grupo de adolescentes que conversaba. Uno hizo un chiste y al ver que nadie se inmutó, lo repitió. Otra vez, nadie se inmutó. Haciendo un gran esfuerzo, metí la mano en mi mochila y saqué un lápiz. Revisé mis bolsillos y sólo encontré el recibo de los botines que había comprado. Usando mi mano derecha como apoyo escribí mi mail en el ticket. Ella me miraba. Tenía que dárselo. Era lo único que podía hacer. La verguenza me superaba. El subte se detuvo antes de llegar a la estación. En el túnel, ella se acomodaba un mechón rebelde y yo analizaba si la transpiración de mi mano no mojaría mucho el papel. Otra vez arrancó. Llegamos a Plaza Italia. Le dije: "Tomá", le di el papelito y me bajé. Me quedé unos minutos en la estación, esperando el siguiente subte. En Plaza Italia no debía bajarme. Hoy se cumple una semana. No me agregó.

18 ago. 2008

Padre de Familia.

Tengo un chiste para Padre de Familia. Es así. Peter o Stewie se golpea fuerte y dice: Esto duele más que lo que le pasó a Jesús en las Olimpíadas. Corte a un periodista al costado de una pileta y dice: Ahora, en la categoría Saltos Ornamentales, Jesús de Nazareth, representando a Israel. Se ve a Jesús en el trampolín elongando los brazos. Tiene una sunga y uno de esos gorritos para la pileta. Salta, da un par de piruetas y cuando cae al agua no se hunde, choca como si chocara contra el piso. Se le salen los huesos de las piernas para afuera, salpica sangre y grita desesperado. Fin. ¿Va?

2 ago. 2008

Top 10: Dibujitos Animados Gays.

10.- Stewie Griffin (Padre de Familia / Family Guy).En el el décimo lugar del ránking aparece el menor de los Griffin. A pesar de no tener su sexualidad del todo definida -al fin y al cabo es un bebé-, Stewie suele fantasear con que va a la playa con su osito Rupert, como se puede ver ahí --->


9.- Snagglepuss (Las Olimpiadas de la Risa / Laff-a-lympics).Snagglepuss (no recuerdo su nombre en castellano y tampoco pude encontrar qué significa Snaggle. Puss se le dice a los felinos. Puss on Boots es el Gato con Botas.), ocupa este lugar por ser el primero que reconocí, siendo aún un niño. Quizás el primer dibujito gay de la historia, supo luchar contra los estereotipos y la discriminación y logró codearse con los grandes como Yogui y Pierre Nodoyuna.


8.- Don Gato (Don Gato y Su Pandilla / Top Cat).Esta es una revelación. La primera. Al modo de Aristóteles, Don Gato supo atraer muchos jóvenes por su sabiduría y carisma. Dicen que la noche terrible en que el Oficial Matute lo capturó y mandó a que "lo pusieran a dormir", con él fue el pequeño Benito, que pereció junto a él, a sus pies.


7.- Mandibulín (Mandibulín / Jabberjaw). A Mandibulín se le notaba por sus formas amaneradas. Por el tamaño y lo amanerado fue muy comparado con Enrique Pinti a quien conoció en una visita a Mundo Marino, en San Clemente.


6.- El Capitán Garfio (Peter Pan).Así como Don Gato seguía el modelo Aristotélico de homosexualidad, el Capitán James Hook (Garfio para nosotros), seguía el modelo Magnánimo, es decir, el de Alejandro Magno, combinándolo con un poco de Michael Jackson. Cruel y violento por un lado, amanerado y coqueto por el otro, el Capitán pirata de Nunca Jamás estaba obsesionado con un varoncito que respondía al nombre de Peter Pan.


5.- Robin (Batman y Robin). Robin, puso bajo la lupa de los conservadores al mejor superhéroe de la historia, Batman. Pero los fanáticos pudieron vengar la infamia en la versión de Batman que creó Frank Miller (Sin City, 300), cuando escribió el cómic The Dark Knight Returns a finales de los 80. En él, un Robin rencoroso (quizás por haber sido rechazado por Batman), se convierte en villano y muere en una pelea final con un viejo y desquisiado Batman.


4.- Dibu (Mi Familia es un Dibujo). Nada lindo para decir de él. Dibu se la re come, todos los sabíamos y lo sabemos. Maricotas mal. Le ganó como dibujo argentino más gay al Playboy reprimido, Isidoro Cañones.


3.- Pedro Bello (Los Autos Locos / Wacky Races).En cada capítulo, los Autos Locos largaban en patota, salvo Pedro Bello que, como una dama, salía siempre primero en su auto con forma fálica. Habría tenido fiesta con los Hermanos Macana.


2.- Cocomiel (Cocomiel). Cucú, señor, soy Co-comiel, bichito decente soy yo. Ante el boom de la homosexualidad y la bisexualidad muchos sociólogos se preguntan de dónde parte y no se dan cuenta que nuestra generación creció viendo esto entre dibujito y dibujito. Solo mírenlo ahí, qué maraca.


1.- Bow (She-Ra / She-Ra: Princess of Power).Si bien las Series de Lou Scheimer tenían un alto componente gay (no olvidemos a He-Man, la remerita rosa del Príncipe Adam y al tigre Cringer hablando como Ronnie Arias), acá se les fue la mano. Bow, el Teela de She-Ra, usa un traje digno de los Village People, un prolijo bigotito naranja y tiene una remera con un corazón en el pecho. Por si quedaban dudas, abajo, con un vestido.